module image

Semblanzas de Maritza López-Lasso
Guillermo Tatis Grimaldo, hijo
Julio 2008


El 18 de septiembre de 1957 nace en Penonomé Maritza López-Lasso. Su infancia transcurre brevemente en esta ciudad, que abandona en compañía de sus padres para establecerse en la ciudad de Panamá. Allá vive su juventud y culmina su bachillerato en el Instituto Nacional. Guiada por un arraigado deseo de superación ingresa a La Universidad Tecnológica de Panamá, donde un lustro más tarde se corona como ingeniera civil con calificaciones y honores que le permitieron convertirse en profesora de Elementos de Mecánica y de Mecánica de Suelos en esa misma casa de estudios hasta enero de 1987.

Recién casada con un francés y con su creciente deseo de superación emprende su camino hacia la lejana Europa. Llega a París llena de ilusiones y con la férrea determinación de alcanzar sus objetivos. Sus conocimientos del idioma son elementales, pero sus convicciones son grandes. Gracias a éstas inicia sus estudios en la reconocida universidad francesa École des Ponts et Chaussées, allí se recibe con la maestría en Ciencias y Técnicas de Edificios.

Maritza, muy a pesar de que su corazón le señalaba el angustioso aviso de regresar a su patria, como nos deja saber en sus exquisitos versos de Nostalgia que dice: Tengo nostalgia de mis calles/ y del mar, muro azul/ alzados ante mis ojos niños. Recuerdo las voces amigas que me acompañaban/ inocentes risas, perdidas en la infancia/ y más tarde descubrir la tímida presencia del amor…”. Definitivamente la cálida presencia del amor la lleva a seguir a su marido, y, luego de traer al mundo a sus dos hijos, establecerse en Ginebra, Suiza. Para liberar la pena que siente por encontrarse lejos de su terruño, se entrega a la escritura.

En su primer libro, Ajuste de cuentas, una extraordinaria novela que revela con habilidad los profundos problemas sociales que corroen nuestra sociedad, con suave narrativa nos describe la vida de dos chicas con aspiraciones y deseos de superación, pero que optan por conseguirlo de la manera más fácil y denigrante para la condición humana.

En Pasión y Fe, su segunda obra, se desarrollan dos historias paralelas: la de Nora, en Panamá, y la de Grant, en un campo de guerrilleros de los años 80 en El Salvador. En este libro, como en el primero, la autora nos deja ver que la ficción y el realismo mágico de los personajes están presentes en nuestra cotidianidad.

En su último libro, El corazón con que vivo, Maritza nos hace partícipe por medio de sus poemas de sus angustias, de sus experiencias, de sus vivencias que traducen esa búsqueda permanente de sí misma.

Maritza, con su letra, su pensamiento, sus argumentos y sus denuncias y bajo el deleite de una elegante pluma se convierte en lo que dijo la Nóbel Doris Lessing al escritor español Juan Ramón Iborra para su libro Confesionario, “el escritor es un agente literario para cambiar el mundo”.

 

 
Reseñas y Entrevistas