module image

Maritza López-Lasso en la Feria del Libro de Panamá
Por Deyka Howe
Julio 2007


La escritora, nacida en Panamá pero con residencia en Suiza desde hace veinte años, no podía esconder su emoción. Sin pensarlo dos veces, tomó un avión desde Ginebra para presentar su novela Pasión y Fe en la IV Feria Internacional del Libro.

Antes de este evento, el 29 de marzo, Maritza López-Lasso asistió a la Sala Miguel Cervantes de la Casa de América de Madrid para el debut de su libro, reseñado por el Embajador de Panamá en España, S. E. Humberto López T., el Profesor de Literaturas Hispánicas, Universidad de Saint Louis, Eugenio Suárez Galbán y la ganadora del Premio de Novela Joven de Sevilla, Vanessa Montfort. El 19 de abril, fue presentado en la Casa Municipal de Chêne-Bougeries, con el patrocinio de la Misión Permanente de la República de Panamá ante la sede de las Naciones Unidas en Ginebra.

“Con la literatura expreso de una manera elaborada, pero a la vez profunda, ideas por medio de mis personajes y puedo hacer que lleguen a la gente. Los escritores tenemos el gran rol de hilar nuestros descubrimientos para que otros puedan aprovecharlos. Yo no me formé como literaria sino que lo descubrí en mi corazón. Realmente mi formación es técnica. He aprendido muchas cosas sola”, dice la escritora, después que atendió una larga cola de lectores quienes deseaban que autografiara sus ejemplares. Sus antiguos compañeros de la Universidad Tecnológica de Panamá, donde fue profesora hasta 1987, fueron a reencontrarse con ella.

López-Lasso empezó a escribir formalmente en 1996 y desde entonces no ha parado. Sus géneros favoritos son el cuento y la novela. Desde muy pequeña, en vez de jugar en grupo, prefería observar a los demás. Quizás era una forma inconsciente de prepararse para su carrera literaria. “Al escribir, tengo la impresión de introducirme en una nube hecha de sentimientos, de viajar al fondo de mi corazón. He aprendido de otros escritores pero realmente he desarrollado mi propio estilo. No sigo una línea definida por otros”. Escribe a diario porque hay muchas cosas de la vida que le emocionan y que desea compartir. “Mi meta es seguir escribiendo y publicando libros que sirvan de ayuda a los seres humanos a descubrir su camino de vida. Y a la vez, mostrarle a los europeos qué sucede en esta parte del Atlántico”, comenta, mientras la observan nuevos lectores de sus obras.

 

 
Reseñas y Entrevistas