module image

Hoy y siempre, estudiante
Mundo Hispánico
Agosto 2009

Al leer el testimonio de Paulo González no puedo evitar hacer un paralelo con mi manera de ver la vida. Para este escritor costarricense residente en Zurich, cuya musa inspiradora es el diario vivir, la persona que quiere aprender será siempre un estudiante.

Apoyo su aseveración. Entre las imágenes que concibo de la vida está la de un camino con muchas puertas. Algunas personas recorren ese camino de prisa, sin siquiera darse cuenta de la existencia de dichas puertas. Otras las ven pero, tal vez por miedo, no las abren. El eterno estudiante avanza pausadamente, observando cada detalle del camino. Al encontrar una puerta la abre y, tras entrar y analizar su interior, se forma sus propias ideas y sigue adelante.

El resultado del análisis de cada una de estas estancias es el conocimiento. Para mí el más importante de estos conocimientos es el conocimiento de nosotros mismos. Para alcanzarlo no es imprescindible que frecuentemos numerosos centros de estudio –como ha sido el caso de Paulo o el mío propio–. Nos basta con querer conocernos y estar dispuestos a llevar un poco de luz a las partes oscuras de nuestro ser.

 
Artículos